segunda-feira, 9 de maio de 2011

Segunda - feira poética: Mário Vargas Llosa

   Estatua viva
Mário Vargas Llosa

Tengo un revoltijo
en la cabeza:
Pensamientos, 

Un sombrero de
Púas e barrotes

Descascarados
Y la imagen de

Una pierna
Frangante de
Mujer.

(digo frangante
Pero podría decir
También
Suculenta,
Voluptuosa,

Aterciopelada,
Núbil o
Febril)

La armazón
Deleznable
Que me colma
Significa disperción,
Riqueza,
No confusión.
Soy todas
Esas cosas:
Desejos y sueños,
Basura y deseo,
Belleza,
Escombros
Y una tierna 
Ansiedad.
II
Decir que no vivimos
Porque somos de medera
Piedra o bronze
Es una
Infame calunia.
Hablo en plural
Pensando en
Mis hermanas:
Habitan en el 
Corazón de las
Pinturas,
De los poemas,
En las acrobacias
De las bailarinas
O aparecen
Y desaparecen,
Disgragadas,
Diseminadas,
Intensas,
Inefables,
Invisibles,
En los efluvios
De la musica.
¿No vivimos?
Amamos,
Soñamos,
Sentimos,
Sobresaltadas,
Transidas
Y exaltadas
Por los misterios
De la vida,
Impregnadas
De sensaciones
Delicadas
Y potentes
Deseo.
La nostalgia
De la palabra
Y de la carne
¿No es vivir?
Es vivir de
Manera
Más pura
-¿O deberia decir
menos impura?-
Más esencial,
No tán estúpida
Y acaso
Mewnos parecedera
III
Confinada en
Este parque
De sauces
Castaños,
Senderos de grava,
Césped
Y bancas de madera
Tengo una existencia
Llavadera,
Quieta y tranquila
Aunque no exenta
De compensaciones
Y sorpresas.
No me molesta 
Que los perros
Me orinen
Levantando
Una pata.
Me emociona
Que los enamorados
Se besen
Y acaricien
En la sombra
Que proyeto,
Que los vagabundos 
Se acurruquen
A mis pies
Cubiertos de cartones
Para sortear
La noche.
Pero odio
A los muchachos
Que no navajas
Filudase rasguñan
Y desportillan
Tratando
De pasarme
Sus inmundos
Tatuajes.
Cierto:
Sufro a veces
Por mi mudez
Y mi inmivilidad.
En los veranos
Calurosos
Me gustaría
Refrescarme

En el estanque
De los patos
Y en los inviernos
Cantar
Entonadas melodías
O recitarle
Un poema romantico
A la luna.
Son sueños 
Imposibles,
Como partir
En expedición
Al polo norte
O susurarle en 
El oído
Palabras tiernas
A esa muchacha
Pelirroja
Que comtiempla
La geografía
De las nubes

Y suspira
Además
De hacer el amor,
De eyacular
Con alegría
E ímpetu
En el cuerpo
De mi amada,
También
Me gustaría
Morir
La inmortalidad
Es larga
Y aburrida.
Lo que da 
Pasión y frenesi
A la vida
Es saber
Que
Más pronto 
O mas tarde
Se termina
A veces
Me desmoraliza
Una premonición:
Que
Cuando a todos
Estos humanos
Se los hayan
Comido
Los gusanos
Y a todos
Los árboles
Que me rodean
Los hayan
Carbonizado
Los incendios,
Marchitado
Los años
O arrebatado
Los vientos
Del huracán,
Yo seguiré
Aqui,
Lozana
Y joven,
Desafiando
Al tiempo
Con la serenidad
De las estrellas